Diversidad de enfoques acerca del determinismo en la eugenesia y el neuroconstructuvismo. Implicaciones Neuroéticas

Marcelo Gorga

Resumen


El movimiento eugenésico clásico promovió estrategias para “mejorar” características de la descendencia humana. Estas estrategias hallaron sustento en cierta concepción del determinismo genético. A partir de esta concepción del determinismo, el pensamiento eugenésico sostenía, en forma reduccionista, que las relaciones sociales reflejaban  condiciones biológicas heredadas. Más allá de la perspectiva histórica, esta forma de pensamiento puede tener  consecuencias al día de hoy. Asumir que vivimos en un mundo determinista no implica que nuestra naturaleza humana esté fijada. En este sentido, el filósofo Daniel Dennett afirma que hemos evolucionado hasta convertirnos en entidades diseñadas para cambiar nuestra propia naturaleza en respuesta a las interacciones con el resto del mundo. En tal contexto, el vínculo tradicional entre determinismo e inevitabilidad es considerado un error. El neuroconstructivismo es una propuesta teórico-metodológica que  aporta evidencias que respaldarían esta idea. Sostiene que el cerebro genera representaciones que emergen en un marco de co-ocurrencia de eventos moleculares, neurales, corporales y sociales. Este punto de vista acerca del estudio de la naturaleza humana presenta implicaciones en bioética y neuroética en la medida en que propone la existencia de márgenes de libertad para el ser humano mayores que los asumidos por el pensamiento eugenésico clásico.

Texto completo: PDF HTML

Refbacks

  • No hay Refbacks actualmente.


CUADERNOS DE ETICA es una publicación anual de la Asociación Argentina de Investigaciones Éticas.